Instagram y opositores


Las redes sociales se han convertido en parte crucial de nuestras vidas, y como no, tambien en el mundo opositoril. Al salir poco de casa, las redes se han convertido en una especie de ventanita al mundo. Yo tengo facebook y twitter para el blog, pero hoy quiero hablaros de instagram. Es una red social donde el protagonismo se lo lleva la imagen, y en el mundo opositor destacan dos tipos de cuentas. 


Por un lado están las fotos de mesas perfectamente ordenadas y con todo tipo de objetos de papeleria:


Pero mis favoritas aon las cuentas de humor. Yo soy una persona optimista y creo que hay que mirar siempre el lado positivo, por eso quiero recomendaros una cuenta que me encanta:
Una publicación compartida por Jijo Limón (@jijolimon) el


¿Teneis alguna otra que recomendarme?


Frase del día:
“No hay nada de este mundo ni del otro que no sea útil para un escritor.” GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ  

Tipos de vecinos


Hayas vivido siempre en la misma casa o sea nueva, el momento en el que decides opositar y pasar casi todo tu tiempo en casa, es cuando realmente empiezas a conocer a tus vecinos (y a odiarlos).
Aqui te presento unos cuantos tipos:

-La señora que sabe más de tu vida que tú misma. Normalmente esta señora ronda los 85 años, le encanta saber la biografía de todos los vecinos, a qué hora llegas, en que trabajas y sobretodo la historia de todas tus generaciones pasadas.Incompatible con la señora mayor que nunca te reconoce y te cierra la puerta.
-Los que no educan a sus hijos.  Aquellos vecinos que nunca debió haber tenido hijos, ya que nunca se encarga de educarlos. Suelen tener varios y muy hoçiperactivos.
- Los que pelean cada 5 minutos pero nunca se han separado. Suele venir acompañado de ruidosas reconciliaciones posteriores. 
- El posible asesino o ladrón. Algo nunca te ha caído del todo bien de ese vecino. 
- El fanático hincha de fútbol que grita todos los goles, aunque sean de la liga rusa de hace 10 años. 
- La cantante frustrada. Podría pasar las 24 horas cantando en bucle la misma canción, normalmente algo popular tipo copla o jotas. Ella cree que canta bien así que nadie se atreve a pedirle que se calle. 
- El que toca algún instrumento y quiere que todos nos enteremos 
- El Master Chef: cocina a todas horas y a veces no queda claro el que. 
- La que ama traer tacones a todas horas 
- La que tiene un zoológico en su casa. Todo tipo de animales, a ser posible ruidosos y causantes de malos olores. 
- Los jovenes estudiantes de intercambio alquilados. Escuchan música muy fuerte a toda horas, no limpian, montan fiestas... 
- El manitas a quien se le ocurre correr los muebles a las 4 de la mañana o ponerse a clavar cuadros en la pared... Valen tambien para aquellos que a deshoras deciden poner la lavadora, pasar la aspiradora... 
-El sensible: Es esa persona que no te deja pasar ni una. Suele coincidir con el presidente de la comunidad de vecinos. 
- El misterioso que ves dos veces al año 
- El que siempre comenta lo mismo en el ascensor

- El opositor: apenas sale de casa y parece que habla solo.

¿Los reconoces? Espero que tengas paciencia y pienses que algún dia tu serás uno de ellos.

Frase del día:
Tal vez temía que ese grandioso amor, que había resistido tantas pruebas, no pudiera sobrevivir a la más terrible de todas: la convivencia. Frases de "La casa de los espíritus" (1982)  

Estudiar de día o de noche


La respuesta, a simple vista, es obvia: depende de ti. Hay gente que prefiere madrugar mucho y aprovechar el dia y hay gente que prefiere levantarse más relajadamente y estirar al máximo las últimas horas del día. 

Por un lado, durante la noche la concentración aumenta, gracias al silencio y la tranquilidad que hay.  Eso si, hay que tener en cuenta los riesgos de no descansar lo suficiente y es necesario tener una zona de estudio lo suficientemente iluminada para no perjudicar la vista durante la noche. 

Por otro lado, durante el día, somos más propensos a distraernos con el celular, la televisión o incluso con nuestros grupos de estudio. Si puedes superar el deseo de dormir la siesta - normalmente, aplacable con una adecuada alimentación al mediodía - la tarde puede ser tu gran aliada. Se suele disfrutar más del descanso y el relax si uno se ha quitado de encima las obligaciones. 

En mi caso, prefiero estudiar de dia, aunque sin madrugar excesivamente ( me levanto a las 8.30 para empezar sobre las 9. Además procuro aprovechar los momentos nada más volver de la academia para para ordenar y subrayar apuntes ya que estas demasiado cansado para estudiar pero tratas de aprovechar aun algo de tiempo (aunque yo canto tarde).

Frase del día:
“Los días pueden ser iguales para un reloj, pero no para un hombre.” - Proust  

Cromoterapia


La cromoterapia, conocida también como la terapia del color, es una técnica empleada en medicina alternativa y es considerada como una pseudociencia. Su objetivo es la curación de ciertas enfermedades a través del uso de colores y reencontrar el reequilibrio interior.

Todo esto para decir que desde que estaba en el cole, me encanta estudiar con colores. Carpetas, cuadernos, subrayadores... todo me ayuda a la memoria fotográfica, y puede que también a reencontrar los equilibrios. Civil azúl, penal rojo, mercantil verde... cada uno tiene su color y es el que utilizo para el archivador y para subrayar.

 Dicen que es una cosa más de chicas, ¿a vosotros tambien os encanta?

Frase del día:
Si usted ve un árbol de color azul, hágalo de color azul. (Paul Gauguin)  

Residencias y colegios mayores para opositores


Ya sea porque vienes de fuera de la ciudad o porque necesitas algo de independencia, hoy vamos a hablar de la opción de vivir en residencias y colegios mayores para opositores. Ante todo aclarar la diferencia clásica respecto a un piso: pues además de habitación con cama y mesa de estudio suelen ofrecer servicios de limpieza, lavandería, comedor... Respecto a las diferencias entre Colegio mayor y residencia, mientras la típica residencia de estudiantes se limita a darte un lugar donde vivir, estudiar, comer y ver la tele, un colegio mayor se preocupa también por darte “una formación cultural y muchas veces moral que complemente los conocimientos adquiridos en la carrera. Normalmente se trata de competiciones deportivas entre colegios, ciclos de cine, obras teatrales, competiciones artísticas y musicales, ponentes famosos, acciones de solidaridad... Suelen disponer también de biblioteca y Zona deportiva. 

 Ante todo te aclaro que yo no lo he hecho nunca, pero cuando le he preguntado a gente que si lo hace, me han dicho que vivir en un colegio mayor facilita el ambiente de estudio y a la vez no impide la comunicación: "La gente estudia, se relaja, encuentra apoyo, y no resulta extraño encontrarse a unos tipos cantando sus temas en el gimnasio". También está la ventaja de que no tienes que preocuparte de cocinar o limpiar. 
Com curiosidad te diré que suelen preparar una ceremonia en la que se otorga la máxima distinción colegial reservada a los aprobados.

 Sin embargo también tiene desventajas: empezando por el precio, pues suelen ser altos, pero también hay que subrayar que en casos se desarrolla demasiada competitividad, todos luchan por ser los mejores y demostrar que hacen todo más y mejor que tu. 

Como anécdota os contaré que me hablaban de un medico de un colegio mayor de opositores que era más psicólogo que otra cosa, ya sabéis que los opositores damos muchas vueltas a las cosas y nos acaba doliendo de todo. Este siempre tenía remedios para todo, obviamente naturales: si te duele la espalda duerme en otra postura, si te duele la cabeza toma una infusión, sal a despejarte... y la mayoría de veces funcionabas, basta pensar en otra cosa para que se te olvide lo que te dolía.

 ¿Cual es tu experiencia como opositor?

Frase del día:
Aquel que encuentra la paz en su hogar, ya sea rey o aldeano, es de todos los seres humanos el más feliz. Johann Wolfgang von Goethe  

Mi primera vez: El día del examen


Resumirlo en palabras es casi imposible pese a que se lo he contado ya a muchisima gente, pero hoy quiero contaros como fue la primera vez que me presenté al ezámen ante el Tribunal.

A última hora del día llamé a la secretaria de la sección de oposiciones para que me confirmaran la convocatoria para el día sigueinte y mis peores presagios se cumplieron: había sido convocada la última del día siguiente, por lo que tenía pocas posibilidades de ser examinada pero tenía que ir. 

 Siguiendo los consejos de mi padre, ese día no madrugué demasiado y aunque la ansiedad no te deja desconectar del todo y no mirar los apuntes, me lo tomé con calma. Había dormido bastante bien y me dí una buena ducha y desayuné tranquilamente. Después repasé algunos de los temas que había elegido como preferidos para que me tocaran. Comí tranquilamente y cogí el bus con tiempo para llegar al lugar del exámen.

Cuando llegúe ya habia otro compañero, el primer convocado para ese día, y poco más tarde llegaron otros dos. Practicamente ya vi que ese dia no me iba a tocar, pero siempre te queda la duda por lo que hay que esperar hasta el último momento. Asi que pasaron los mnutos y las horas entre paseos por el pasillo arriba y abajo y alguna charla insustancial con otros opositores y acompañantes, hasta que por fín la secretaria del tribunal me confirmó que no les daba tiempo a examinarme y me llamarían para el día siguiente, que sería la semana siguiente. El día ya estaba perdido, pero me di un paseo hasta casa para despejarme y coger fuerzas para aprovechar esos dias extra de estudio.

Ahora si había llegado el día de examen, y repetí la rutina de repaso y tranquilidad. Ese día sería la primera y aún asi estaba tranquila, en parte por mi carácter y en parte porque sabía que para mi era más un ensayo que otra cosa, no llevaba el tiempo suficiente de examen.

Asi que me llamaron, entré en la sala y saqué las bolas con los temas. La verdad es que los que me tocaron no eran ni muy fáciles no muy difíciles salvo uno de los últimos que no me convencía demasiado. siguiendo los consejos de mi preparados en los 10 minutos que te dan para pensar hice un esquema primero de los temas que me parecían más difíciles o que peor llevaba y luego los más sencillos. Asi que sin un segundo de respiro comencé con mi examen.

El tiempo no pasaba, yo hablaba y hablaba y los segundos no pasaban. Cuando al tercer tema vi que no había cumplido con el tiempo previsto en ninguno de los anteriores, decidí levantarme y marcharme con la cabeza bien alta.  

Es difícil de explicar pero para mi llegar a sentarme allí, que me sonaran todos los temas y haber cantado incluso 3, era algo que unos meses atrás me parecía imposible.  Aunque no llegara al final del examen, considero que en este sprint final he aprendido mucho sobre la materia y sobre mi, y para la próxima ya estaré lista para enfrentarme con posiblidades y sin excusas. 

Por supuesto que tengo muchísimas cosas que mejorar y soy consciente de muchos de los fallos que tuve, pero también de que puedo llegar a superarlos. Y por eso tras un merecido descanso, sigo luchando.

Frase del día:
Puedes perder una batalla pero no la Guerra.  

¿Necesitas un KitKat?


Sobretodo durante los primeros momentos de la oposición y en el empujón final antes del exámen, necesitarás aprovechar el tiempo al máximo y notarás como suben los nervios y el nivel de ansiedad. Yo reconozco que al principio, me empeñaba en cumplir exactamente los horarios preestablecidos, casi al segundo, y luego poco a poco aprendes a ver que importa más la calidad del tiempo invertido en el estudio que la calidad. Aún así poco a poco vas aumentando el tiempo de estudio hasta los momentos previos al examen, en la que no haces casi otra cosa que cantar y repasar, apenas comes y duermes. 

 Pues hoy vengo con un consejo que me han repetido mucho últimamente mis preparadores: tomate una pausa cuando lo necesites. Sea porque llevas media hora delante de una hoja sin enterarte de nada, sea porque los nervios te impiden concentrarte... a veces es mejor parar un momento y pensar en otra cosa: darte un paseo, echar un vistazo al móvil, o incluso una pequeña siesta, dedícale el tiempo que necesites a desconectar(sin pasarte). Verás como luego vuelves al estudio con las pilas cargadas y listo para aguantar un rato más. A veces nos obstinamos en darnos de cabezazos contra la pared cuando lo que necesitamos es simplemente eso. A mi me ha venido muy bien a veces, creo que dedicar un tiempo a lo largo del día a pensar en otra cosa es esencial, por eso siempre os digo que salgo todos los días de casa, sea para hacer recados, practicar deporte o simplemente a pasear, y adoro los días de descanso en que hago un miniviajecito. Es esencial poder "tomarte un kitkat" del estudio. Y aunque pensemos que es imposible durante el empujón final, suele hacer más bien que mal.

Frase del día:
De vez en cuando es bueno hacer una pausa en nuestra búsqueda de la felicidad y simplemente ser feliz.