Colegiación obligatoria para abogados: si o no



En el año 2006, se aprobó la ley que regula el acceso a las profesiones de abogado y procurador de los tribunales. Esta ley, que entró en vigor el 31 de octubre de 2011, implica que, cualquier Licenciado (o Graduado) en Derecho que quiera ejercer como abogado o procurador, tendrá que obtener el título profesional correspondiente. Para ello, tendrá que realizar:
  1.- Máster de Acceso a la Abogacía. Realización de un curso formativo específico para adquirir un conjunto de competencias profesionales específicas. 
 2.- Desarrollo de un periodo de prácticas externas. 
 3.- Examen de Acceso. Realización de una evaluación de la aptitud profesional previa a la inscripción en el correspondiente colegio profesional.

j


La incorporación a un solo Colegio de Abogados es suficiente para ejercer en todo el territorio nacional siendo ese Colegio el del domicilio profesional único o principal. Este sistema de colegiación única facilita la movilidad profesional del abogado, al permitir el libre ejercicio en todo el ámbito estatal sin necesidad de más trámites que los imprescindibles y potencia la libre elección del abogado por parte del cliente.
 El ejercicio de la Abogacía podrá desarrollarse individualmente por cuenta propia, como titular de un despacho, o por cuenta ajena, como colaborador de un despacho individual o colectivo.

Esto provocó en 2013 un aumento de un 25,5% respecto a 2012 con el fin de evitar el máster y la prueba ahora obligatorios para entrar en la profesión. Quien no se hubiera colegiado antes del pasado 31 de octubre perdía la oportunidad de acceder a la profesión de forma casi automática y barata. Profesores, notarios o registradores españoles y graduados en Derecho de otros Estados han aprovechado la oportunidad de que España se mantenía durante unos últimos meses como uno de los países en los que era más sencillo colegiarse y ejercer como abogado de todo el mundo. 

Hay quien sostiene que esta colegiacón obligatoria es beneficiosa pues permte un mayor control de la profesión y así ofrecer un mejor servicio. Lo que si queda claro es que favorece la asociación para una mejor defensa de sus intereses, como la justicia gratuita o el turno de oficio. Como desventaja sin duda esta que economicamente es una cantidad periodica bastante significativa, sobretodo para quienes no tienen claro si van a ejercer la abogacia o no. Yo siempre me planeé opositar y aun así decidí colegiarme "por si a caso", y aun lo estoy, sin tener muy claro cual es el tiempo mínimo o si me servirá de algo.

Pero todo esto se complico cuando el gobierno anunció la preparación de  la Ley de Servicios Profesionales, que por el momento ha decidido retrasar sine díe. Preveía que la colegiación dejaría de ser obligatoria para el ejercicio general de la abogacía, como apuntaba desde 2001 el artículo 11 del Estatuto General de la Abogacía. Por tanto, muchos de los letrados que ahora ejercen la profesión pero que nunca actúan ante un juez, podrían darse de baja como colegiados. Sin embargo, otras fuentes apuntan que la colegiación seguirá siendo obligatoria para todos los abogados, y no sólo para los que actúen ante tribunales, que sería sólo el caso de los graduados sociales. De los 83 colegios actuales se pasará a sólo uno por provincia Además de la probable caída del número de colegiados si finalmente sólo es obligatorio para los que actúan ante los tribunales, los colegios también han recibido como un jarro de agua fría el punto del borrador de la LSP que afirma que “la regla general será que el colegio sea autonómico, y excepcionalmente, de ámbito provincial”, y el hecho que mermará considerablemente sus presupuestos, al limitar legalmente la cuota anual de sus miembros a un máximo de 250 euros. Además, la normativa también contempla eliminar los cánones de entrada, es decir, una cantidad fija que el profesional paga por inscribirse la primera vez. También se elimina el examen estatal de acceso tras finalizar el máster.

¿Vosotros estais colegiados?¿Lo veis necesario?

Frase del día:
Una alianza es mas sólida si los aliados, mas bien que conocerse mutuamente, creen los unos en los otros:  

3 comentarios:

  1. Yo también estoy colegiada por si acaso las opos no salen bien aunque siempre he tenido claro que quería opositar.

    Mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los "por si acaso" cuanto daño hacen, jeje

      Eliminar
  2. Teniendo Derecho pero como no me gusta la abogacía, nunca me he colegiado. Veo que es tirar el dinero muchos años, mejor ese dinero me lo ahorro y si hiciera falta ya lo usaré. Aunque me vaya mal la oposición buscaré otra cosa, pero abogado no. No me gusta la profesión para nada.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestros comentarios y sugerencias.
Los leo todos y contesto lo antes posible.